Imagen correspondiente al post Smart City de Securitas

Si buscamos el término Smart City en cualquier diccionario para traducirlo al español, nos dará como definición las palabras ‘ciudad’ e ‘inteligente’. Estas ‘ciudades inteligentes’ son el resultado de la migración de la población a las ciudades, de la revolución digital y del desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación.

El concepto Smart City implica la búsqueda de una mejora en la calidad de vida, la sostenibilidad y la gestión eficiente de los servicios de una ciudad. Todo ello gracias a los numerosos avances en tecnología. Para poner en práctica este concepto es necesario una participación activa del Gobierno y de los ciudadanos, así como de las empresas. En este sentido, las compañías más tecnológicas estarán estratégicamente mejor situadas para asumir los nuevos retos planteados por este modelo de ciudad.

Para poder calificar una ciudad como inteligente, es necesario tener en cuenta las inversiones que se realizan en:

  • Capital humano
  • Aspectos sociales,
  • Infraestructuras
  • Tecnología.

Internet de las cosas y Smart City

No podemos hablar de Smart City sin antes hablar del término Internet de las cosas (Internet of Things, término en inglés). Es un término aún poco conocido para la población más tradicional. Sin embargo, la interconexión de los dispositivos aporta grandes beneficios a la sociedad.

Se espera que en un futuro no muy lejano, todos los dispositivos estén conectados a Internet. Esto nos permitirá manejar cualquier objeto cotidiano desde nuestro ordenador, móvil o tableta. De hecho, ya hay algunos electrodomésticos conectados a Internet como relojes, neveras, lavadoras, videoporteros, sensores…

Actualmente, hay empresas que están trabajando en soluciones inteligentes de cara a la implantación del Internet de las Cosas y del Smart City. Ambos permitirán proporcionar a las ciudades un mayor grado de seguridad, eficiencia y comodidad para sus ciudadanos.

Las Smart Cities serán poblaciones donde existirá una red de sensores que recabarán información crucial para su funcionamiento y para la toma de decisiones. Estos sensores estarán interconectados gracias a Internet.

Puerta de enlace: Gateway  

El Gateway o puerta de enlace es el nexo del sensor con Internet. Sin ella, no se podrían realizar las labores de configuración, actualización y recogida de datos de los sensoresEsta comunicación se puede realizar gracias a los estándares de redes más utilizados en este ámbito, como son el  IEEE 802.15.4 y el protocolo ZigBee hacia los Gateways.

Sin embargo, los proyectos no sólo deben ser inteligentes, sino que también han de ser seguros. La incorporación de tecnologías y el aprovechamiento del Internet de las Cosas en las infraestructuras conllevan riesgos que deben ser considerados y controlados para mantener la seguridad de los ciudadanos.

Uno de los aspectos a tener en cuenta es la Ciberseguridad de estas ciudades inteligentes. Sin embargo, cuantos más dispositivos conectamos a Internet mayor es el riesgo potencial de sufrir un ciberataque. Esto es un problema que se debe abordar desde el principio, para prevenir que una ciudad sea vulnerable.

A la hora de abordar la problemática de la seguridad en las Smart Cities es necesario tener en cuenta:

  • Invasión de la privacidad/vigilancia ilegal. Es una consecuencia indirecta de la conexión de sensores instalados en coches, juguetes, aplicaciones domésticas… Se introduce la posibilidad de hacer un mal uso de esos dispositivos. Por ejemplo, vigilar a personas de manera ilegal.
  • Amenazas para la seguridad de la red y los datos empresariales. Cuando se aplica IoT en una red de una empresa, hay que ser consciente de que se están conectando dispositivos a la red que pueden tener una serie de vulnerabilidades y a causa de éstas se puede generar un riesgo para la empresa.

Smart Companie para Smart City: la visión del experto en seguridad

Las empresas que quieran tener un papel relevante en la Smart City deben aplicar criterios igualmente inteligentes. Esto es, tienen que perseguir un claro objetivo de eficiencia (desde el punto de vista de los recursos) y de eficacia (en cuanto a los resultados obtenidos).

El modelo tecnológico de compañías como Securitas encaja a la perfección en esa red interconectada de las ciudades del futuro. En los casos más precoces, ya del presente.

En Securitas contamos con un Centro de Operaciones (SOC), que es el sistema nervioso de la compañía, el centro neurálgico de todas las soluciones que ofrecemos a nuestros clientes. Desde el SOC se controlan las diferentes soluciones que ya utilizan IoT en nuestra compañía. Por otro lado, permite una gestión eficaz y eficiente de los datos recogidos. Asimismo ofrece una capacidad de respuesta inmediata a la información recibida por los sensores de las diferentes soluciones.

0 Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

©2018 Securitas Seguridad España, S.A.

BLOG DE SECURITAS
Seguridad para empresas

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?