Errores y buenas prácticas en la seguridad para directivos
  • Las rutinas, estar demasiado expuesto en redes sociales o descuidar la atención son algunos aspectos que debes evitar si te preocupa tu seguridad.
  • En este artículo, te proponemos una serie de consejos de seguridad para directivos con los que te sentirás más seguro en los diferentes ámbitos de tu vida diaria.

Las situaciones de peligro a las que un directivo se expone pueden ser mayores que las del resto de la plantilla de una empresa. Por este motivo, es necesario poner en marcha medidas de seguridad para directivos donde el propio alto cargo ha de tomar parte activa. Además, es recomendable tener en cuenta este tipo de medidas proactivas no solo en nuestro ámbito laboral, sino también en el personal.

Ser discreto, evitar una sobreexposición en redes sociales, proteger información sensible accediendo a redes seguras y evitando conectarse a internet a través de redes wifi públicas son solo algunas medidas de protección que debes tener presente si eres directivo y quieres asegurar tu seguridad personal y la de tu empresa.

Algunos errores de seguridad que debes evitar

1. Ser rutinario

La rutina y el exceso de confianza son factores de riesgo para la seguridad personal, sobre todo cuando hablamos de altos cargos empresariales. Por ello, es recomendable no utilizar siempre la misma ruta y modificar los horarios de forma frecuente.

2. Ser impaciente

Actuar impacientemente te puede llevar a tomar decisiones precipitadas que pongan en peligro tu seguridad. Valorar riesgos y tomar decisiones meditadas reduce tu vulnerabilidad.

3. Ser demasiado ostentoso

Debes huir de la ostentación y pasar desapercibido en la medida que puedas. Ser el centro de todas las miradas puede poner en riesgo tu seguridad.

4. Descuidar los riesgos derivados del entorno digital

La huella digital y los contenidos que se encuentran disponibles en la web pueden aumentar el nivel de riesgo. Adoptar unas buenas prácticas en este ámbito y tener nuestra huella digital bajo control te protege.

Buenas prácticas de seguridad para directivos

1. Ser discreto

La discreción es una cualidad protectora y es recomendable mantener un perfil bajo para evitar ponerse en situaciones de peligro.

2. Considerar la confidencialidad de tu información

La confidencialidad de tu información, tanto particular como profesional, es fundamental para garantizar tu seguridad y la de tu empresa. Mantener esta actitud también puede mejorar la seguridad de tu entorno más cercano, incluyendo a familiares y amigos.

3. Conectarte a redes seguras

Existen innumerables riesgos en la red que, muchas veces, pasan desapercibidos. Esto sucede porque las amenazas en línea, además de cambiantes, no son siempre visibles.

Por esta razón, es recomendable tomar precauciones como, por ejemplo, no conectarse a internet a través de redes wifi públicas y, si tenemos que hacerlo, considerar que ser cuidadosos con la información personal que compartimos es una garantía para proteger la seguridad de nuestros datos personales.

4. Considerar la exposición digital como otro elemento clave de nuestra seguridad

Monitorizar nuestra reputación es fundamental para garantizar la continuidad de negocio, así como para detectar posibles vulnerabilidades a nivel personal y corporativo. Conviene conocer y evaluar de forma periódica todo aquello que se pueda encontrar en la red.

En Securitas trabajamos en la elaboración de guías personalizadas para nuestros clientes con recomendaciones de seguridad y autoprotección que reducen el nivel de riesgo en distintos ámbitos tanto de la actividad profesional como personal. Estas recomendaciones son personalizadas tras un profundo análisis del cliente: su entorno, actividad, hábitos, agenda, reputación, huella digital, etc.

¡Solicita más información!

0 Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

©2018 Securitas Seguridad España, S.A. | Aviso Legal | Política de privacidad

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?