El Blog de Securitas

PSIM, de la simple gestión a la excelencia en la seguridad

PSIM, de la simple gestión a la excelencia en la seguridad

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Imagen para artículo PSIM
Introducción

José Jiménez Garriga,

Gestor de clientes de Soluciones de Seguridad de Securitas.

La toma de decisiones es fundamental para mantener la seguridad de un activo. Habitualmente, este poder de decisión recae en un operador, que debe reaccionar de forma inmediata ante una eventualidad. Sin embargo, dependiendo del tipo de instalación y del volumen de información recogida y analizada, se puede llegar a ralentizar la toma de decisiones. Es en este punto donde entra en juego un PSIM.

¿Qué es un PSIM?

PSIM es el acrónimo de Physical Security Information Management (gestión de la información de la seguridad física). Se trata de una plataforma software capaz de integrar diferentes subsistemas de hardware y mostrar la información que proporcionan de forma centralizada a través de una interfaz común.

Mediante asociaciones lógicas, el usuario puede recibir toda la información del sistema (control de accesos, CCTV, sistemas de intrusión…) de forma unificada, lo que le permitirá preestablecer protocolos de actuación. Gracias a la integración de elementos de seguridad con datos de otras plataformas (ERP, BMS…) podemos obtener una herramienta que eleve el nivel de la gestión de seguridad hasta la excelencia. Para ello es fundamental que el PSIM guíe al operador en un flujo de actuaciones que se definen con anterioridad y que variarán en función de factores como el tipo de alarma, zona, horario, etc. Esta configuración previa es vital para garantizar tanto la eficacia como la trazabilidad y el análisis de los procesos que permiten la mejora continua.

¿Cómo configurar el PSIM?

Para responder a esta pregunta, primero habría que aclarar otras cuestiones previas. No todas las instalaciones son susceptibles de ser gestionadas mediante un PSIM. Aunque parezca una obviedad, esto puede distraernos del foco a la hora de prescribir o no un sistema de integración. Por lo tanto, es imprescindible realizar un análisis de riesgos inicial donde podamos clarificar aspectos como:

  • ¿Es una corporación multisite?
  • ¿Los sistemas de seguridad estarán atendidos por uno o varios operadores dedicados a la gestión de la seguridad?
  • ¿Tenemos diferentes subsistemas de seguridad electrónica con un volumen elevado de elementos?
  • ¿Es una infraestructura crítica?

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es sí, muy probablemente el sistema deba contar con un PSIM para su gestión. El reto para un diseñador de soluciones consistirá entonces en la elección de la plataforma adecuada y en el diseño de los diferentes subsistemas para asegurar una correcta integración entre ellos.

Recomendaciones para seleccionar el PSIM

Si partimos desde el inicio, en fase de proyecto, lo aconsejable es elegir subsistemas con alta capacidad de integración para asegurar su operatividad y no perder capacidades de cara a futuros requerimientos.

Por el contrario, si deseamos mejorar el funcionamiento de una instalación existente, tendremos que ser cuidadosos a la hora de elegir la plataforma PSIM. Aunque existen soluciones en el mercado con un gran porfolio de equipos integrados, no siempre podremos implantar nuestro sistema de gestión sin cambiar algunos elementos de hardware existentes. De ahí la importancia de un análisis de riesgos previo y un diseño con vistas al futuro, y no pensando solo en las necesidades actuales de la instalación. Además, de esta manera, ahorraremos costes.

No podemos olvidar que en un diseño de estas características es vital asegurar la interoperabilidad de todos los sistemas. Es decir, las comunicaciones tanto a nivel equipo individual como a nivel transmisión de datos entre los diferentes subsistemas y el software de gestión.

Por un lado, el cambio de los interfaces de comunicación tradicionales (RS-232, RS-485) a interfaces LAN permite la escalabilidad de los sistemas a un nivel mucho mayor. Por otro, la transmisión de datos por protocolo TCP/IP hace que podamos conectar múltiples ubicaciones separadas físicamente entre sí en un único punto de control centralizado.

Finalmente, también como elemento diferencial, debemos tener en cuenta que aquello que no se mide, difícilmente se puede mejorar. La mayoría de los PSIM poseen módulos estadísticos para detectar desviaciones en los protocolos, puntos calientes en diferentes ubicaciones, horarios de mayor riesgo, frecuencia de averías… Estos valores nos permitirán depurar errores e implementar soluciones que mejorarán aún más la seguridad en nuestras instalaciones.

La importancia de contar con un experto

Así pues, si eres el responsable de la seguridad de una compañía, te resultará muy útil contar con un experto en el diseño de la seguridad que valore la necesidad de un PSIM en tu centro de control mediante un análisis de riesgos previo y personalizado.

A pesar de que la tecnología cada vez juega un papel más importante, el componente humano sigue siendo fundamental en la toma de decisiones que afectan a la seguridad. Y para que estas decisiones sean las adecuadas, conviene dotar a los operadores de las mejores herramientas posibles. De este modo, pasaremos de la simple gestión a la excelencia en la seguridad.

El equipo de diseñadores de soluciones de seguridad de Securitas analiza las necesidades y particularidades de tu empresa para ofrecerte una protección optimizada y eficiente.

Temas relacionados

Si quieres conocer más soluciones contacta con nosotros

De conformidad con el artículo 6.1 a) del Reglamento Europeo de Protección Datos, los datos consignados en este formulario serán tratados por el responsable del tratamiento, SECURITAS SEGURIDAD ESPAÑA, S.A., con la finalidad de gestión de la presente solicitud, y cuyo tratamiento se realiza en base a la Política de Privacidad.

Artículos relacionados